Enfermedad de la Tiroides

Sobre la tiroides

La tiroides es una glándula en forma de mariposa que está ubicada en la base del cuello. Tiene dos alas, o lóbulos, uno derecho y el otro izquierdo. Estos se juntan en el centro de la glándula por medio de un “puente” denominado istmo. La glándula tiroides produce, almacena, y libera hormonas tiroideas (llamadas T3 y T4) las cuáles influyen en casi todas las células de su cuerpo y ayudan a regular su metabolismo.

Qué es el cáncer de tiroides?

El cáncer de tiroides es un tumor maligno de la glándula tiroides. Normalmente, el reemplazo de células tiroideas viejas por células nuevas es un proceso constante y controlado. En algunos casos, ciertas células llegan a ser anormales y no siguen el ciclo regular de crecimiento. Cuando estas células anormales continúan creciendo y reproduciéndose de forma incontrolada dan origen a un tumor.

Hay cuatro tipos principales de cáncer de tiroides:

  • Papilar
  • Folicular
  • Medular
  • Anaplásico

El cancer de tiroides papilar y folicular son los cánceres tiroideos más frecuentes, constituyendo el 90% de los tumores de la tiroides. Estos se conocen a menudo como “diferenciados” o “bien diferenciados”, debido a que se asemejan y se comportan como células tiroideas normales.

El cáncer de tiroides es más común en las mujeres que en los hombres, con un diagnóstico de hasta tres veces más frecuente en mujeres. La edad media al momento del diagnóstico es de 45 años. Las probabilidades de una curación depende del tipo de cáncer de tiroides que usted tenga, dónde esté localizado (sólo en la tiroides o si se ha propagado), y de su edad, entre otros.

Generalmente el pronóstico para pacientes con cáncer de tiroides bien diferenciado es muy bueno. Sin embargo, incluso después de una terapia exitosa, es posible que el cáncer de tiroides vuelva a aparecer, en ocasiones, hasta varias décadas después de la terapia inicial. Por esta razón es importante que usted reciba chequeos de rutina según lo recomendado por su médico. Por lo general, mientras más pronto usted se diagnostique una reaparición del tumor (recidiva), mejores serán las probabilidades de un tratamiento exitoso.

El diagnóstico del cáncer de tiroides

Existen varios motivos por los cuáles usted o su médico puedan sospechar la existencia del cáncer de tiroides. Uno de los motivos más comunes es el que usted o su médico encuentren un nódulo tiroideo. Un nódulo es un abultamiento que usted puede notar en la base de su garganta. Aunque los nódulos son muy comunes, aproximadamente 5% de ellos son malignos.

Una de las formas más comunes para confirmar si el nódulo es canceroso es por medio de una punción aspirativa con aguja fina. Durante este procedimiento se inserta una aguja muy fina directamente en el nódulo para sacar una muestra. El material adquirido se analiza bajo el microscopio. Por lo general procedimientos son rápidos, seguros y no causan mucho malestar.

Causas del cáncer de tiroides

Frecuentemente los científicos no pueden determinar con exactitud la causa del cáncer de tiroides en un paciente. Aunque el cáncer de tiroides puede presentarse en cualquier persona, existen algunos factores de alto riesgo que han sido vinculados con el cáncer de tiroides. Estos incluyen:

Si la glándula de tiroides ha sido expuesta a radiaciones, posiblemente luego de una radioterapia en cabeza, cuello, o tórax durante la niñez. La radiación fue utilizada con más frecuencia antes de 1960 para reducir amígdalas crecidas o adenoides, y para tratar problemas de la piel tales como el acné. Usted debe saber que el tipo de radiación que usted recibe en los diagnósticos con rayos x no ha sido relacionada con una mayor probabilidad de desarrollar cáncer de tiroides.

El antecedente familiar de padecimiento de cáncer de tiroides.

ContactInfo:

Genzyme de Colômbia S. A
Calle 93 B #17–25/49, Piso 5
Bogotá, Colombia
Tel: T: +57 1 621 6600
Fax: F: +57 1 621 6677
Website

'